viernes, 18 de septiembre de 2015

Un granito de avena

Esta mañana temprano,
Un pajarito llamó a mi puerta.
¿Qué deseas pajarito?

Algo de pan y un poquito de avena,
He de llevarlo a mis niños,
Que en el nido, pían de pena.

Le vi llegar confiado,
Con su piquito pintado,
De amarillo y negra gena.

Me fijé que su plumaje,
Era de miel y canela.
No temas mi pajarito,

Habrá para ti, lo que quieras.
Lo que deseen tus niños,
Para comer, o a la cena.

Feliz, partió el gorrioncillo,
Llevándose en el pico,
Un muy pequeño granito,

De una muy pequeña avena.

Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All raights reserved