analyticstracking.php

analyticsTraking

jueves, 9 de septiembre de 2021

Detective Lila

El olfato fato,

de la Lila, lila

descubre el rapto

del perro salchicha;

Don Kufato Pato,

rey de la cocina…

denunció el caso

en la oficina

de nuestra perrita

Decía en la puerta:

“Detective Lila;

lo que usted no encuentre

se lo trae la Lila”

En el restaurante

de kufato Pato…

hoy hay una muestra

de buenas salchichas…

Don Ramón Romero

el gran cocinero

sirvió en un plato,

de un camarero

un perrito chato

que estaba durmiendo…

Logró rescatarlo

nuestra Lila, lila

cuando Don Valiente,

en medio de panes,

iba a hincarle el diente…

Si algún día algo

a usted se le pierde;

un cristal tintado

o algún pendiente…

Llamas a mi Lila

como buen cliente.

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez

#AbuelaTeCuenta

 

Yo, me declaro en huelga!

Tres horas en la cocina,
revista al refrigerado
procediendo al almuerzo;
que si recoger los platos…
Que si idas y venidas,
que si fregona y deshechos…
y entre las tres, o más horas,
el patio, permanecía callado
como la boca de un muerto.
Ni ruidos de lavadoras,
ni campanas extractoras,
ni un piar de Doña Lola
ni el pájaro que se posa,
el alfeizar del cuarto...
Sale a tender la vecina,
y le pregunto al tanto…
—¿Vecina, qué es lo que ocurre,
qué es lo que pasa en el patio?
--Qué va a pasar hija mía,
la electricidad, que tiene
un precio de espanto…
—¡Pues no soporto el silencio,
desde ya de cocina
me voy declarando, en huelga!
©Mercedes del Pilar Gil Sánchez Mercedes Del Pilar Gil Sánchez


miércoles, 8 de septiembre de 2021

Qué voy hacer si me mira...

Me mira la Lila, lila…

La Lila me está mirando

con su hociquito de perla,

con su rabito encantado…

Apoyando sus patitas,

en su sillita de esparto…

Me mira, la Lila lila…

La Lila me está mirando.

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez


#AbuelaTeCuenta  Mercedes Del Pilar Gil Sánchez



martes, 7 de septiembre de 2021

El amor

No es ciencia el amor

que es deseo y dinamita,

es un aire que te excita

desde el suelo, hasta la cinta

que te rebosa del pelo.

Nada pueden los sentidos

contra el amor verdadero.

Jamás pensará el amor

en qué es bueno o qué es malo;

conveniente o acertado…

El amor es sólo amor

y no se ajusta a debate

de sentimiento o de arte…

de aquí, o ninguna parte,

cuando el amor, es amor.

Cuando se vive en amor

él es único vidente,

a los amantes los vuelve

cegatos, y medio tuertos

y jamás se han de fijar,

si el querer de él, está vivo,

o por el contrario muerto…

No contemplará el amor

el hábito de un Monseñor

o compromisos previos

porque el amor es locura

y ha de beber de por vida,

la bebida prohibida

con ritmos de sacramento.

“Creced, y multiplicaos”

Así nos dijo el buen Dios

cuando nos creó a los dos

acoplables y acoplados…

Entonces nació el amor

y se hizo Dios el amor …

para los pobres humanos,

y quererse como hermanos

no es suficiente AMOR…

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez Mercedes Del Pilar Gil Sánchez


#AbuelaTeCuenta

 

lunes, 6 de septiembre de 2021

Las Pandemias y pandemias asociadas

Las pandemias; sabemos que de siempre han existido pandemias.

La historia medieval se encuentra plagada de muy distintas pandemias; aunque de la primera que se ha dejado constancia, vino a suceder durante el mandato de Justiniano, en la antigua Roma entre los años 541 al 549 y que tras investigaciones llevadas a cabo en tiempos recientes, se ha llegado a conocer después de arduas analíticas, que el culpable del estropicio habría de ser el mismo que despertara ochocientos años después con el nombre común de “peste negra; o Yersinia Pestis”. A la más reciente de las pandemias no hace falta nombrarla, pues forma parte del ambiente en el que hoy, y día tras día, intentamos sobrevivir…

Después de tantas y tan diversas experiencias, el ser humano ha venido a comprobar, que una pandemia es lo más semejante que existe a una guerra, y que como tal, una pandemia tiende a desplegarse estratégica y colectivamente; existiendo como en las guerras, nacionales, cuando el enemigo no se desplaza más allá de un mismo país; aunque su mano larga de muerte, consiga llegar a cualquiera de los lugares o poblados de la nación elegida, por alejados que unos de otros se encuentren…

Otras, sin embargo, tienden sus redes hacia cada punto del mapa mundial; como ocurre hoy… en el momento presente; aunque el dañino haya partido de un pequeño lugar perdido en uno de los más diminutos puntos de ese supuesto globo terráqueo que atravesado por un eje central gira sobre una mesa de escritorio; el insensato encontrará cómo expandirse, viajando entre los humanos que se desplazan aquí y allá en los más diversos transportes… No hará ascos el “bicho” a que se trate de un autobús cargado en multitud de gente, o que se trate de un simple ascensor con dos o tres personas; de una movida en una playa abarrotada de bañistas, o de una sala de estar ocupada por cualquiera de nuestros familiares. No, para él el tiempo o el volumen carece de importancia, ya que el bicho es paciente, y no se afectará por atacar en masa, o ir hallando uno a uno a cada individuo sacrificado, como si de un astuto juego del escondite se tratase…

Como en la guerra, los más valientes serán los primeros en caer, los que saliéndose del desfile, busquen el porqué del ataque; los que se dediquen a tratar a los heridos, los que recogen los cadáveres, o quienes sin miedo a la muerte traten de paliar mediante vacunas, las consecuencias causadas por el malvado.

Sucumbirán la mayoría de valientes, entregando lo más preciado que poseen, exponiéndose al causante, para dar nueva vida y oportunidad a la humanidad restante, por medio de vacunas, investigación de productos, y un largo etcétera de distintas pociones salvadoras de vidas.

Las pandemias al igual que las guerras allá por donde pasen, cambiarán la vida por miseria.  Colapsarán las tierras que no darán a basto para acariciar los cuerpos que inertes se acurrucan entre los granos de sus semillas. Colapsarán las empresas y los  recursos que éstas ofrecían. El paro se hará el dueño de las calles, junto con el hambre, que invadirá de tristeza las más concurridas avenidas…

Los hijos, que antes de la pandemia eran hijos de la vida, pasan a ser ahora  hijos de la carencia… y de la total carestía.

Las pandemias, al igual que las guerras, serán madres de pandemias, más larvadas, más cruentas… más sufridas.

La pandemia del desgaste; será la primera en hacer mella entre los sobrevivientes…

Una de las más importantes, la pandemia de todas las culturas, de la que los infantes van a ser como siempre los más perjudicados, o perjudicados de por vida, ya que a ellos habrá de faltarles tiempo de explicaciones científicas y tecnológicas, y la convivencia con el grupo, tan importante para las edades tempranas en las que el carácter nace y se renace día a día…

La pandemia del hambre; la más dolorosa de las pandemias que viene ahora a agravarse con la maldita pandemia energética que está elevando a pasos agigantados la bolsa de la compra, el alivio del calor, o el frío de loa hogares, y la convivencia diaria de quienes ya no tenían para abrir la puerta de la casa, y esparcir la mente con cualquier chuchería…

Existen pandemias, pandemias que se repiten en la historia de los pueblos, inevitables, tanto como muchas veces lo son las guerras…

Los virus son caprichosos, muy voluntariosos, resistentes, e inevitables…

Pero… ¿Y qué ocurre con las otras pandemias… Las pandemias asociadas... Qué ocurre con las que hacen que los pobres no puedan dar continuidad a sus días?…

¿Es justo que ocurra esto en un país del llamado primer mundo?...

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez

miércoles, 25 de agosto de 2021

Reseña de mi novela:

Reseña sobre mi novela "Las vacaciones que iluminaron mi Vida" editada por Editorial DALYA Muchísimas gracias.
LAS VACACIONES QUE ILUMINARON MI VIDA
• Es un arte que, siendo mujer hayas podido narrar la vida de un hombre bondadoso. ¡Extraordinario cómo lo plasmaste!
• Reflejas también, cómo la maldad de algunas personas hace beneficiar la bondad de otras.
• Hoy día es necesario tomar unas vacaciones y cuanto más distinto y lejos sea el objetivo mejor. La tecnología, la informática…etc. Nos traerán consecuencias vitales.
• Tienes una gramática muy rica.
• Es una historia de la vida misma.
• La lectura es amena que se hace tan corto el libro como el más largo de mis relatos.
MI
ENHORABUENA
MERCEDES
Juan Barba Vidal


Recomendación de mi novela

Comparto con todos vosotros una nueva recomendación de mi novela. Esta vez de la mano de Chani Ramírez, a quien les doy las gracias.
Acabo de terminar el libro "Las Vacaciones que iluminaron mi vida " ,de Mercedes Del Pilar Gil Sánchez ,es un libro que se lee muy fácil, te metes en él enseguida ,me ha dado momentos muy agradable ,ahora que estamos más tiempo en casa os lo recomiendo ,es una manera muy fácil de entretenerte ,así que amigas de Facebook os lo recomiendo ,os daré la lata para que lo leáis Un beso a todos mis amigos del Facebook



martes, 24 de agosto de 2021

Mar Menor se ha muerto

El Mar Menor se nos muere,

bañado por la apatía,

y ser luego rematado

por la asquerosa codicia, 

por rumor contaminante

de sombras de pesticidas,

que se han cobrado

los peces, sin más pausas,

 sin un peso ni medida.

¿Quién devolverá a las aguas

el bullir de nueva vida…

Quién realizará el desove

de tantas vidas perdidas…

Quién rescatará especies,

del Mar Menor oriundas?

 Hoy, se me ha muerto el alma...

contemplando que una pala

se ha llenado de desgracia

la noche entera y el día,

para llevarse la muerte

la muerte, de toda la vida.

El Mar Menor es Mar Muerto...

¡Qué lástima de desidia!

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez

#AbuelaTeCuenta



domingo, 22 de agosto de 2021

Paseando por oriente...

—¿Qué ocurre en esta plaza

de qué va el corro aquél?...

—Están dando latigazos

a la sobrina de un juez.

—¡Por Dios! ¿Qué ha hecho la chica,

Por qué de ese acontecer?

—Un muchacho de otro pueblo,

ha escrito hoy un papel…

Misivas de enamorados…

—¿Pero qué dice el mensaje,

que pueda ofender a un juez?

“Yo, señorita la amo…

y… dígame,¿ me ama usted?”

—¿Y eso qué tiene de malo;

son jóvenes… Qué han de hacer?

—Que ella le ha contestado…

“Le amo, sí que le amo

tanto, como me ama usted”

Su papá ha interceptado

de la chiquita el papel,

en que quedaba constancia

de aquel sentir de mujer;

y como es ya sabido

recae en el padre el poder

de dar entrega a su hija

desde antes ya de nacer…

—¿Dígame usted, y el muchacho

Le han castigado también?

—No no; y no veo el por qué…

El hombre es siempre hombre…

Los derechos le acompañan,

para buscar si es que quiere

a ella, u otra mujer.

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez

#AbuelaTeCuenta

🙍🙎🙅🙆🙇💁💇👸👩👧🙍🙎🙅🙆🙇


Pienso, sí, hoy, pienso en ellas.

En sus ojitos cerrados,
cubiertos por rejas.
Pienso hoy en los vacíos,
que llenan los ecos sordos,
de nieve, de hielo y frío.
Desiertas en los hogares,
del calor de connivencia,
lloran sus cuerpos tomados...
por dominio de a la fuerza
con ese dolor constante
de sentir sed insaciable...
del saber, y de la ciencia,
del gozar, del ser sin ser,
de tomar la luz, del sol,
de ver la luna en el cielo,
de asomarse y ver el mar...
Del amor, y del amar.
De ser mujer, sin sentir,
sin poder de conjugar
delicias del verbo amar
con pronombres y adverbios.
sin vivir... para soñar,
en un vivir sin proverbios.
Copyrhight Mercedes Del Pilar Gil Sánchez  #AbuelaTeCuenta #Mujer
👸