analyticstracking.php

analyticsTraking

domingo, 30 de septiembre de 2018

Reseña de "Las vacaciones que iluminaron mi vida"

Reseña de mi Novela: Las vacaciones que iluminaron mi vida" en el magnífico blog de "las Araucarias perdidas" 
Muchísimas gracias al insigne escritor y poeta gaditano; Juan Rafael Mena. Un gran honor para mí poder contar con una reseña de gran altura. Muchas gracias Maestro.

LAS VACACIONES QUE ILUMINARON MI VIDA

Mercedes Gil Sánchez
Editorial Dalya, 2018

Editorial Dalya ha tenido a bien editar la primera novela de Mercedes Gil Sánchez, compuesta por nueve capítulos y precedida de un prólogo del novelista y periodista Enrique Montiel.

Una primera novela es siempre una expectativa, una tentativa de proyectar la observación vivida en personajes que sirven de peones en la jugada de un tablero de ajedrez donde se exige un saber narrar lo que acontece dentro y fuera de la condición humana.

Y esta jugada es la que nos presenta la autora con Juan, Amanda, Óscar y Marta, entre otros personajes. Lo importante es el diseño de la personalidad del protagonista. Su trabajo no es nada fácil, como es entrar en el alma de un hombre y ahondar en unas vivencias que conforman una experiencia vital, un laberinto de introspección, como son las contingencias cotidianas de un individuo creado para representar un carácter: Juan, y las peripecias interiores que se van desmigando en un retroceso en el tiempo, merced a los archivos de la memoria, cuando precisamente el protagonista quiere desconectar de todo lo que le rodea y de determinado género de recuerdos, de los que no es posible escapar aunque ese personaje elija un lugar perdido en la montaña donde le acompaña el silencio y el extrañamiento de cuanto le rodea, constituyendo esta opción una catarsis en la que intentará encontrarse consigo mismo lejos del que fue antes de su divorcio. Ello no es un ejercicio inasequible para el lector, sino todo lo contrario: unas reviviscencias que son comunes a casi todos los humanos, leit motiv que coloca la novela dentro de un realismo psicológico, lejos de técnicas narrativas revolucionaras, lejos también de la novela histórica y de la narrativa policíaca, y que permite una lectura fluida y entretenida por el hecho de las afinidades humanas que podrían servir de espejo a algunos lectores. Y es que la novela realista será siempre la casa familiar de los estilos a la que vuelven todos los novelistas cansados de probar innovaciones estilísticas, procedimientos novedosos los cuales tal vez no llegan a convencer a los lectores que buscan en la novela unas historias auténticamente humanas, con su amor y desamor, sus alegrías y sus tristezas, como la vida misma.

Ya dijo, nada menos que el narrador ante el Altísimo, como lo denominara Ortega y Gasset, Stendhal: “Una novela es un espejo que se pasea por un ancho camino”. ¿Qué quiere decir esto? Fidelidad a lo vivido en la anchura de nuestras circunstancias, me parece.

Tenemos, pues, ante nuestros ojos una novela que se inclina por la vía de lo dramático sin llegar a tragedia y, además, lejos de cualquier pretensión de planteamientos marginales para seducir al lector como si se tratara de un crucigrama. Una historia de desamor que acaba en amor:

“Di gracias a Dios por aquellas vacaciones que me habían llenado de luz, habían iluminado mi mente, me habían hecho ver después de haber estado ciego… Aquellas aciagas vacaciones se habían convertido en las más deslumbrantes de toda mi vida”. Se refiere a su encuentro con un nuevo amor: Marta. Da alegría tener en las manos una novela con un fin feliz en una época de obras con tormentas amorosas, cuando no de asesinatos por un imperativo de moda.
Como dice su prologuista Enrique Montiel: “…hay un triunfo del amor y una atmósfera que, estoy persuadido, sólo una mujer de gran sensibilidad y talento puede construir”.

Una vez más, Editorial Dalya apuesta por una primera obra novelística de autora ilusionada como las vacaciones del protagonista, en una entrega de pulcra y atractiva edición.

Juan R. Mena (escritor)




RESEÑAS sobre mi novela "Las Vacaciones que iluminaron mi Vida"


Reseña de mi #novela
MERCEDES DEL PILAR GIL SÁNCHEZ. UNA ÁRTABRA HACIENDO BUENA LITERATURA.


La verdad es que digo ártabra y no ferrolana, porque de su biografía solo puedo afirmar que es española, gallega y de la provincia de la Coruña. No quiero yo extrapolar por ignorancia. Esta es mi opinión que lleva implicita y explicitamente mi mas cariñosa recomendación de lectura:

"Las vacaciones que iluminaron mi vida" es una novela que ofrece generosamente al lector un estado de libre y abierta capacidad para apreciar los matices de los constantes y variados estímulos que genera. 

Una literatura que refina nuestra sensibilidad, multiplica nuestro placer y nos hace cómplices conscientes de nuestro poder para imaginar cosas que son falsas y que sutilmente también nos recuerda que tan solo son las verdaderas las que podemos llegar a entender. 

La sensibilidad y el sentir son puestos por Mercedes Gil en el mismo umbral y al mismo nivel, una verdadera delicia para los sentidos que van de una a otro sin ninguna prisa, sin apuro alguno, recreándose .

Al finalizar la lectura recordé una frase de Aristoteles, quien decía: "no hay nada en el intelecto que no haya entrado antes por los sentidos". Y este recordatorio no fue casual. Es que después de mucho tiempo y gracias a esta lectura he vuelto a confiar en mi capacidad de percibir los detalles, los matices de lo real. 

V.B.G. sep. 2018


Muchísimas gracias Victor B. Gárate por esta docta #reseña sobre mi novela. 

👪👫😊😊😊


#Reseña de mi Novela: Las vacaciones que iluminaron mi vida" en el magnífico blog de "las Araucarias perdidas" 
Muchísimas gracias al insigne escritor y poeta gaditano; Juan Rafael Mena. Un gran honor para mí poder contar con una reseña de gran altura. Muchas gracias Maestro.

LAS VACACIONES QUE ILUMINARON MI VIDA


Mercedes Gil Sánchez
Editorial Dalya, 2018

Editorial Dalya ha tenido a bien editar la primera novela de Mercedes Gil Sánchez, compuesta por nueve capítulos y precedida de un prólogo del novelista y periodista Enrique Montiel.

Una primera novela es siempre una expectativa, una tentativa de proyectar la observación vivida en personajes que sirven de peones en la jugada de un tablero de ajedrez donde se exige un saber narrar lo que acontece dentro y fuera de la condición humana.

Y esta jugada es la que nos presenta la autora con Juan, Amanda, Óscar y Marta, entre otros personajes. Lo importante es el diseño de la personalidad del protagonista. Su trabajo no es nada fácil, como es entrar en el alma de un hombre y ahondar en unas vivencias que conforman una experiencia vital, un laberinto de introspección, como son las contingencias cotidianas de un individuo creado para representar un carácter: Juan, y las peripecias interiores que se van desmigando en un retroceso en el tiempo, merced a los archivos de la memoria, cuando precisamente el protagonista quiere desconectar de todo lo que le rodea y de determinado género de recuerdos, de los que no es posible escapar aunque ese personaje elija un lugar perdido en la montaña donde le acompaña el silencio y el extrañamiento de cuanto le rodea, constituyendo esta opción una catarsis en la que intentará encontrarse consigo mismo lejos del que fue antes de su divorcio. Ello no es un ejercicio inasequible para el lector, sino todo lo contrario: unas reviviscencias que son comunes a casi todos los humanos, leit motiv que coloca la novela dentro de un realismo psicológico, lejos de técnicas narrativas revolucionaras, lejos también de la novela histórica y de la narrativa policíaca, y que permite una lectura fluida y entretenida por el hecho de las afinidades humanas que podrían servir de espejo a algunos lectores. Y es que la novela realista será siempre la casa familiar de los estilos a la que vuelven todos los novelistas cansados de probar innovaciones estilísticas, procedimientos novedosos los cuales tal vez no llegan a convencer a los lectores que buscan en la novela unas historias auténticamente humanas, con su amor y desamor, sus alegrías y sus tristezas, como la vida misma.

Ya dijo, nada menos que el narrador ante el Altísimo, como lo denominara Ortega y Gasset, Stendhal: “Una novela es un espejo que se pasea por un ancho camino”. ¿Qué quiere decir esto? Fidelidad a lo vivido en la anchura de nuestras circunstancias, me parece.

Tenemos, pues, ante nuestros ojos una novela que se inclina por la vía de lo dramático sin llegar a tragedia y, además, lejos de cualquier pretensión de planteamientos marginales para seducir al lector como si se tratara de un crucigrama. Una historia de desamor que acaba en amor:

“Di gracias a Dios por aquellas vacaciones que me habían llenado de luz, habían iluminado mi mente, me habían hecho ver después de haber estado ciego… Aquellas aciagas vacaciones se habían convertido en las más deslumbrantes de toda mi vida”. Se refiere a su encuentro con un nuevo amor: Marta. Da alegría tener en las manos una novela con un fin feliz en una época de obras con tormentas amorosas, cuando no de asesinatos por un imperativo de moda.
Como dice su prologuista Enrique Montiel: “…hay un triunfo del amor y una atmósfera que, estoy persuadido, sólo una mujer de gran sensibilidad y talento puede construir”.

Una vez más, Editorial Dalya apuesta por una primera obra novelística de autora ilusionada como las vacaciones del protagonista, en una entrega de pulcra y atractiva edición.

Juan R. Mena (escritor)


https://arillosurgmailcom.blogspot.com/2018/03/resenas-de-libros-las-vacaciones-que.html?showComment=1531230751804#c3908830775102654190

                                         👪👫😊😊😊


Reseña de Juan Barba Vidal

LAS VACACIONES QUE ILUMINARON MI VIDA

·        Es un arte que, siendo mujer hayas podido narrar la vida de un hombre bondadoso. ¡Extraordinario cómo lo plasmaste!
·        Reflejas también, cómo la maldad de algunas personas hace beneficiar la bondad de otras.
·        Hoy día es necesario tomar unas vacaciones y cuanto más distinto y lejos sea el objetivo mejor. La tecnología, la informática…etc. Nos traerán consecuencias vitales.
·        Tienes una gramática muy rica.
·        Es una historia de la vida misma.
·        La lectura es amena que se hace tan corto el libro como el más largo de mis relatos.

MI ENHORABUENA MERCEDES
Juan Barba Vidal


Muchas gracias compañero de letras

                                           👪👫😊😊😊

sábado, 29 de septiembre de 2018

Reseña de "Cuentos sin límites de edades" en la Revista Speculum

Libro: 
Cuentos sin límites de edades Autor: 
Mercedes del Pilar Gil Sánchez 
Editorial: Edición de la autora Año: 2017 

Por M. Carmen García Tejera 

Reconozcamos, de entrada, la impagable deuda de gratitud que todos tenemos contraída con los abuelos, con nuestros abuelos. No vamos a enumerar ahora –por interminable- la lista de beneficios que aporta a los niños esa estrecha relación con los progenitores de nuestros progenitores. Pero sí que me gustaría detenerme en una de esas muchas actividades que ejercen, sobre todo las abuelas: la de contar cuentos a sus nietos. Y no es una tarea menor. Porque el cuento, además de estimular la imaginación infantil, establece un estrecho vínculo entre el narrador y el destinatario, entretiene y enseña, favorece la comunicación (verbal, pero también gestual), ayuda a comprender mejor el mundo que nos rodea y hace aflorar todo tipo de emociones. 

Mercedes del Pilar Gil Sánchez es una abuela que, como tantas otras, cuenta cuentos a sus nietos. ¿Cómo tantas otras? No; sin duda no es una abuela más. Consciente de la necesidad y del beneficio que ejercen los cuentos sobre los niños, hace algún tiempo se lanzó a publicar los que ella misma contaba a sus nietos (a los que considera “la inspiración de su abuela”). 

Pero esta abuela-narradora-escritora no recurre a los cuentos tradicionales: en los suyos no aparecen princesas ni brujas, aunque sí se nos muestran rebosantes de encantamientos, de hechizos, de magia en definitiva. Son cuentos que ella crea a partir de realidades, de situaciones con las que cada niño convive a diario. En sus Cuentos sin límites de edades los protagonistas pueden ser un plato de comida, un paseo por el parque, un ejercicio de natación en la piscina… ¿Y cómo puede convertirse la más prosaica vivencia en un cuento que, sin duda, impulsa a la ensoñación y al descubrimiento de otros mundos? Convencida de que esos mundos en los que reina la fantasía están a menudo ocultos en nuestra vida cotidiana, la acaricia con la varita mágica de sus palabras y logra transformar la prosa de todos los días en la poesía que muestra un mundo diferente y, sin duda, más atractivo: la aburrida ensalada se convierte en un precioso jardín lleno de colores; esa luna tan lejana ahora está al alcance de nuestra mano… 

Y toda esta magia es posible porque Mercedes del Pilar Gil Sánchez está dispuesta a resolver a un niño cualquier duda que se le plantee (no hace mucho, un niño aseguraba que los abuelos son los únicos mayores que responden a todas las preguntas que ellos formulan). Y cuando uno de sus nietos le pregunta qué es un cuento, se lo define como un conglomerado de sensaciones y de emociones formado por “ensueños”, “enseñanzas”, “alegría”… 

Cuentos para niños, sí, con encantadoras ilustraciones. Pero Cuentos sin límites de edades. Porque, tengamos la edad que tengamos, todos llevamos en nuestro interior (más o menos oculto) ese niño que nunca dejamos de ser. Cuentos que la autora ha publicado ya en varias ocasiones. De ella –de ellospodemos saber más a través de su blog
https://cuentameuncuentoabuela.blogspot.com.es. 
No dejen de visitarlo. Les aseguro que merece la pena.


Muchísimas gracias por tanto honor, María del Carmen

María del Carmen García tejera 

es Licenciada en Filología Moderna; 
Doctora en Filología Hispánica 
Profesora titular de Teoría de la Literatura en la Universidad de Cádiz.

Un verdadero honor disfrutar de su atención para con mi libro.
Muchísimas gracias.




Valoración de mi libro "Cuentos sin Límites de Edades"

Valoración de mi libro: "Cuentos sin Límites de Edades
Por Don José Antonio Hernández Guerrero 
"Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada" en la Universidad de Cádiz; (España)
dirige en la actualidad los grupos de investigación: 
“La teoría literaria andaluza” y
"Estudios de Retórica Actual”. Director del
Club de Letras de la Universidad de Cádiz; 

escritor y articulista. Escritor con multiplicidad de premios.

Mercedes del Pilar Gil Sánchez
El libro Cuentos sin límites de Edades, de Mercedes del Pilar Gil Sánchez me ha evocado a Gloria Fuertes y a Juan Ramón Jiménez. 
Como Gloria Fuertes, Mercedes del Pilar es espontánea, divertida, irónica, tierna, afectiva, sencilla, solidaria, sincera y comprometida.
En este libro Mercedes nos muestra cómo escribe y, también, nos explica cómo es porque ella escribe como es. Por eso habla -nos habla- en un tono confidencial, íntimo, amigable y, sobre todo, esperanzado. Su lenguaje, aparentemente sencillo y cotidiano, posee la profundidad y la grandeza de quien posee un sensibilidad estética dotada de  una amplia capacidad de asombro ante la vida y de un corazón idóneo para acoger a todos los que la rodean.
Sus relatos, sus poemas se, refieren a la realidad cotidiana y, por lo tanto, a lo más auténtico de la vida humana, de su vida y de la vida de los lectores. Y es que ella concibe y practica la literatura como un foco, como una pantalla y como un espejo que refleja los episodios de la vida: de la suya y de nuestra.
Mercedes del Pilar Gil Sánchez transforma sus poemas en juegos de niños que nos proporcionan a los adultos unos modelos prácticos y unos esquemas teóricos que, por su sencillez, por su profundidad y por su fuerza, nos dictan unas lecciones que podríamos aprender para dotar a nuestros textos de mayor calidad literaria: los temas que aborda en sus composiciones poéticas, sus formas, sus músicas, sus colores y, sobre todo, su imaginación son estímulos para que disfrutemos de la vida.
Su personal uso de la lengua, sin rastros de retórica vacía, y su estilo cuidado y primoroso están pautados por un ritmo narrativo ágil, fluido y altamente emotivo. Y es que Mercedes del Pilar Gil Sánchez, empleando la palabra exacta y desnuda, hace posible que los lectores dialoguemos y consintamos con ella.
Como Juan Ramón Jiménez Mercedes del Pilar manifiesta su amor por lo humilde y por lo pequeño descubriéndonos así una profunda dimensión de ternura.
Cuentos sin límites de edades es un riguroso ejercicio estético debido a su clara intención de hablarnos de cosas reales pero aplicando unos sentimientos profundos, sencillos y claros. Lo digo de otra manera: estos textos sencillos, estos poemas exquisitos, son una delicia, unos alimentos cocinados al fuego lento de la sincera transparencia de una escritura candorosa y desnuda.
Y es que Mercedes del Pilar, dotada de una mirada penetrante y de una delicada sutileza, dibuja unas estampas en las que retrata -con, mezclando realismo e idealismo- las cosas sencillas y los episodios hermosas que nos transmiten ganas de ser más buenos y deseos de amistad, de respeto y de generosidad.
Por eso nosotros, a su simpatía, a su delicadeza y a su ternura, respondemos, correspondemos, con gratitud. La sencillez de lo cotidiano, cuando se explica de esta manera tan bella, nos descubre, con una singular fuerza comunicativa, las justas dimensiones de la vida. 

Mercedes del Pilar crea una belleza proveniente de su sensibilidad, siempre atenta a la percepción de los sentidos o, mejor, revive una realidad y nos recuerda que la escritura y la lectura, además de recordarnos vivencias hondas, nos sirve para acompañarnos, para comprendernos y para acogernos.
Sí; querida Mercedes del Pilar, querida abuela, yo he disfrutado en el jardín comiendo esa ensalada que me has preparado, también “floreció en mi plato como un truco de magia, como un hechizo de hada”, yo también fui a nadar “en la piscina en la que tú sueles nadar”, yo también he paseado por el Parque con tu perrita y, en tus viajes a la luna, he atrapado mil recuerdos y, por supuesto, he viajado hacia el Amor y, además, he aprendido que los cuentos no son historias sino ensueños que proporcionan alegrías y nos enseñan a sentir los sentimientos, a saber qué es el frío, a palpar qué son los miedos, a soltar nuevos suspiros, a querer y dar aliento.
Por eso soy yo quien a ti te da las gracias, por contarme estos cuentos. Gracias muchas gracias.
Muchísimas gracias!!!

Gracias Don José Antonio por este regalo que es inmensamente grande para mí. Mucho más que haber ganado un premio. Esta valoración de mi libro ha añadido un poco de confianza en mí misma. Ha supuesto una gran responsabilidad y un pequeño baño de autoestima. La necesitaba! Mil gracias!

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

viernes, 28 de septiembre de 2018

Para todos vosotros... La gente que quiero.



Para todos vosotros, la gente que quiero....

Yo pertenezco al aire 
al devenir de las olas 
al suave murmullo 
de un soplo de viento. 

Pertenezco a la cumbre 
y al rasero de un pueblo. 

Yo, pertenezco a la orilla 
y a kilómetros de mar abierto. 

Pertenezco a la suave nube  
que hoy surca el cielo… 

al temblor de un relámpago, 
y al estruendo del trueno. 

Pertenezco a tu mundo, 
y al mundo que llevo dentro. 

© Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

👪

Nana a mi perrita

He visto esta noche
de estrellas despiertas
que en la Osa Polar
Mafy, luce su estela.
He visto su cara
sus ojitos y lengua...
su rabito cortado
sus bigotes muy largos,
sus patitas muy negras.
Te he visto Mafita
en la noche serena...
mañana en la mañana,
te cantaré una nana
como cuando eras
una perrita pequeña.
   ⭐

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

domingo, 23 de septiembre de 2018

Se perdió la Luna

Se perdió la Luna.
Salió a caminar
por la noche negra.
Se perdió la Luna
la noche el camino,
cubre de tinieblas.
Le oculta la sombra
de nubes oscuras.
de negruzcas nieblas.
Se perdió la luna
ha ido a buscarla
una estrella buena.
Mi perrita Mafy,
con luz de cariño
alumbra a la Luna
por la negra senda.
La Luna se fía,
y sigue su estela...
No temas Lunita
no llores de pena.
Esta misma noche,
estarás de vuelta.
🌜

© Copyright © 2018 All rights reserved 
Mercedes del Pilar Gil Sánchez 

sábado, 15 de septiembre de 2018

Mi Luita está triste...

Pobrecita mi Lúa
que ahora no juega.
Ha perdido su amiga
su mejor compañera.
La recuerda de día
llora en la noche de pena.
Sus suspiros delatan
amarga tristeza.
Te prometo, mi Lúa
cuando salga la luna
con su luz de canela…
escrutaremos la noche
en que vive su estrella.
Sus brillitos tendrán
un rabito y orejas.
Un flequillo cortado,
un cuerpo rasurado
sus patitas peladas
y alitas muy negras.
Mi Luita está triste…
Mi Luíta no juega
ha perdido su amiga
ha perdido su estrella.
¡Hallaremos su luna
rebuscaremos la estrella
donde brilla tu amiga…
Donde Mafy se encuentra!

Mafy
Le han dicho a mi Lúa,
que tú, en el cielo,
defiendes a la Luna
de estrellitas feroces
 de guardianes de perro.
Desde aquí te enviamos
ni olvido, ni pena...
Amorcito del bueno.

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

jueves, 6 de septiembre de 2018

Sobre "Las vacaciones que iluminaron mi vida" Comentario de Rosa. Gracias!!!

Empecé a leer “Las vacaciones que iluminaron mi vida” a primera hora, por la mañana, cuando ya había enganchado la trama, tuve que dejarlo para ponerme a hacer la comida. Todo ese tiempo estuve ansiosa por continuar la lectura.
Continué su lectura por la tarde y no pude parar de leer hasta terminar. 

Con una gran riqueza lingüística, con una trama bien conducida, digna de una gran escritora. 

Me gustó tanto que creo que te encuentras entre los grandes escritores. 

Recomiendo a todo el mundo su lectura y…, Mercedes, por favor, nunca dejes de escribir, nos harás felices a todos.
Rosa Manso.

Muchísimas gracias Rosa Manso, por emocionarme tantísimo con tu comentario.

 Editorial Dalya