lunes, 9 de marzo de 2015

LENTA AGONÍA

Seguía atrapado allí dentro… Me encontraba atado al sillón sin posibilidad de movimiento y la única sensación de contacto exterior se hallaba en el panel de mandos. Un escaner detector de obstáculos que giraba formando una imagen en niveles cromáticos.

Los disparos no me dejaron más salida que enfrentarme a esta muerte lenta en el módulo lunar, con autonomía  de oxígeno para una semana.

Mara, Albert, yo… Albert me acusó de romper su pareja tras encontrarme junto a Mara sobre su cabina.

Tampoco es para tanto.

¿Qué esperaba? 

Después de todo… Somos los tres únicos supervivientes tras la total destrucción del planeta Tierra… Nuestro primordial afán ha de ser velar por la permanencia de la raza humana, allá donde nos encontremos.


Esta imagen procede de una búsqueda en Google.es

Si me dejas un comentario me harás muy feliz. Gracias!!!

Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All rights reserved