viernes, 27 de marzo de 2015

CAPERULOBA

De todos los lobos que aquél valle habitaban, la que aullaba con más fuerza, la que más y más cazaba, la mejor de todas las lideresas, se llama Caperuloba la loba entre las lobas. 

Caperú, la loba Alfa.

Caperú, que así la llamaban, los que la conocían los que más la respetaban. Se crió entre los lobos para llegar a ser Alfa.

La adoptó bien pequeñita una loba ya abuelita, y la loba la adoraba. Cuenta la anciana loba, del día que la encontrara: Llevaba una caperuza como la nieve de blanca. La vieron crecer a sus lomos, pues la loba aunque anciana guardaba bien a la niña, arrullaba y muy bien la alimentaba.

Caperú bien protegida, creció y aprendió que respetar la vida es amar y alejar la muerte.

-          ¡Respetar para ser respetado!
-          ¡Amar para ser amado!
-          ¡Han de ser nuestras premisas!
-          ¡Evitar los cazadores!
-          ¡Alejándonos del ganado!

Explicaba Caperú a la reunión de Grandes lobos de las más grandes manadas.

-          ¡Respetar para ser Respetado! –
-          ¡Amar para ser amado! -

Gritaron al unísono todos los Grandes lobos asistentes.

Su grito, como un colosal estruendo, inundó el gran valle y llegó a los valles pequeños.

Desde entonces, los lobos son respetados, los rebaños protegidos. Los humanos han sabido hacer lo que antes no sabían. Amar la naturaleza, respetar los valles con todos sus animales, incluyendo respetar también todas sus fieras.

Cuenta la leyenda que la niña Caperú, vino al valle para borrar de las mentes humanas todo el daño que a los lobos, una vez hizo un cuento infantil que trataba de una niña con una caperuza roja.
Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All raights reserved

FIN