analyticstracking.php

analyticsTraking

sábado, 12 de diciembre de 2015

Esta misma mañana...

Esta misma mañana, he podido descubrir al otoño, cabalgando sobre las áridas aristas del futuro.
Sin cogollos de hojas verdes, sin retoños, sin vistas de brotes recientes y verdes, que inunden al mundo de un verde mar de esperanza.
Esta misma mañana, he revivido primaveras pasadas, que lucían cuajadas de preciosas y  prometedoras flores.
Hoy se hallan marchitas, caducas, deshojadas.
Bellas flores, que por bellas, nunca fueron apreciadas.
Atrás quedan veranos de cálidas maravillas a orillas de las playas.
Hoy, las playas nos devuelven angelitos en la arena, procedentes de las aguas.
Recuerdo dejar atrás gélidos, helados inviernos rodeando pequeñas estufas, en pequeñas mesas colocadas, y al amor de la lumbre la familia congregada.
Cuando ahora nos calientan los negros rumores de metralla.
Cuando ahora es la muerte quien se asoma a las pantallas, dejando atrás las noticias de amores. Esos que deben ser los que enciendan bellas llamas. 
Esos que deben cuidar el futuro, con el amor. 
Sin las armas.
Esos que deben velar por los cuerpos y las almas.
Amores, sí… Amores.
Amores hacedores de vida, de luz, de amor... 
Y... De nuevas esperanzas.

Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All rights reserved