domingo, 20 de diciembre de 2015

Santa Claus



Faltaban tres días para la noche navideña, Carlitos preparó su trampa en la chimenea, para cazar a Santa Claus.

Su trampa consistía en una red introducida por la chimenea, que obstruiría la salida. Se accionaría con el peso del cuerpo, quedando cerrada sobre sí misma. 

Los extremos liberadores, permanecerían en el exterior del canal de humos.

No dejaría nada al azar. Él mismo se introdujo por la chimenea para comprobar su efecitividad.


La noche del 24 llegó. El niño permanecía desaparecido. 

Santa, le encontró envuelto en su propia trampa, dejándole  envuelto tal cual, bajo el árbol como único regalo navideño.


Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All rights reserved