sábado, 31 de octubre de 2015

El fantasma de Federico


El castillo taladraba todos los oídos con gritos desesperados.
Sus habitantes estaban presos del pánico.
El fantasma de Federico, traspasaba paredes corriendo como un poseso.
Su esposa, le hizo abandonar la cama esgrimiendo una sartén asida por su mango.
Federico, en su carrera gritaba:
UUUuuuuuHHHhhhh!!!
Mientras Leonor, su esposa corría tras él dando alaridos de muerte:
TE MATO!!!
SI NO ESTÁS MUERTO TE MATOOOOOO!!!
NI FANTASMA NI GATOS MUERTOS!!!!
SI NO ESTÁS MUERTO TE MATOOOOOOO!!!!



Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All rights reserved