miércoles, 4 de enero de 2017

Tres REINAS MAGAS...

Desde hace nada menos que dos mil diecisiete años, tres mujeres reclaman un olvidado protagonismo, lloran su descontento con la congoja de quienes son relegados al olvido.

Sí, queridos amigos, los Reyes Magos, viajaron con ansia de descubrir el misterio que encerraba una estrella caminante y, peregrina que anunciaría el milagro del nacimiento del niño Dios.

Viajaron los Reyes desde el oriente lejano, dejando huérfanos a sus pueblos de tres buenos y singulares reyes. No pensaron en nada más que en montar en sus camellos, envolver sus presentes para ofrecer al “milagro” sus exquisitos dones de los más exquisitos Reyes.

Sus esposas, las reinas cónyuges, sufrieron los mismos avatares, las mismas escaseces de agua en el desierto, las mismas penurias lumínicas que en tiempos lejanos, se sufrían al viajar por la noche, pues su única y exclusiva luz, era la emitida por la estrella, y la luna, en algunas ocasiones.


Las Reinas Magas, no únicamente hicieron el tortuoso e inacabable camino, que duró tanto como la gestación de María, la Virgen Madre del Dios divino… Las Reinas Magas de Oriente, se implicaron en los motivos, en los majestuosos regalos, en la maravilla de la maravillosa estrella… En la adoración a su llegada al portal, y se ven implicadas año tras año en la representación, en el majestuoso recordatorio de la fecha de llegada que año tras año, desde hace dos mil diecisiete años, llena de maravillosos presentes a los niños del mundo, no como simples ayudantes, si no, como verdaderas protagonistas que el machismo ancestral, ha mantenido oculto en el más sepulcral de los más absolutos silencios.
Comenta! Comparte!

Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved

Dibujo obtenido de Internet.