miércoles, 4 de enero de 2017

PAZ para la Tierra

Las gemelitas María y Berta eran exactas, pero sólo por fuera. Sus caras, sus manos, su cuerpo, sus piernas… Como hechas con molde, idénticas, perfectas…
Su interior albergaba dos mundos con puertas, dos calles distintas, dos casas opuestas…
María jugaba con música, soñaba sonidos dormida y despierta… pedía a los Reyes, pianos, maracas, campanas, trompetas…
Su hermana al contrario, no es con la música ni mala ni buena, ni novata ni experta. A Berta le gusta bailar en la huerta, coger remolachas, colectar buenas berzas, jugar a que vende sus grandes cosechas…
Le pide a los Magos semillas que olviden el hambre en la Tierra, las tierras labradas de gentes honestas, los huertos poblados de paz donde hay guerra. Construye la niña senderos que obliguen concordia en la Tierra.
Ésta Navidad los dones esperan de unos viejos magos, que vienen sobrados de amor y experiencia.
Pero son tan iguales, con caras tan bellas, que los Reyes dudan de quien es María y de quién es Berta… Mezclaron los dones, y las niñas bellas, no saben usarlos y se desconciertan…
Bertita no sabe tocar las maracas, tañer las campanas, soplar las trompetas.
¿Qué podrá hacer María con la PAZ, en tiempos poblados de hambres y guerras?…
Comenta! Comparte! Muchas Gracias!

Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved