analyticstracking.php

analyticsTraking

viernes, 23 de diciembre de 2016

Un timbre de bicicleta

La cara de Manolito se descompuso de pronto. Aún no se había desperezado y por un momento tuvo dudas de si continuaba dormido, y se trataba de una horrible pesadilla lo que estaba viviendo.

Puede que al no haberse vestido y tener puesto aún el pijama, su sueño no hubiese advertido de que ya se había despertado. Movió piernas y brazos y repitió en voz alta como un poseso…

¡Eh, que estoy despierto… Despierto… Que ya me he despertado… Párate ya, sueño!!!

Su mamá se levantó asustada por los gritos que invadieron su habitación a tan tempranas horas de la mañana. Llegó apresurada, y se quedó observando en el hueco de la puerta que da a la cocina.

—¿Qué pasa Manuel?—preguntó desde su posición un tanto oculta por la escasa luz que prestaba la vecina bombilla a la oscuridad del pasillo.

—¡Le estoy diciendo al sueño que ya estoy despierto… para que pare!

—Ah…—contestó la mamá intentando comprender a qué venía tanta agitación de brazos y piernas, tantos gritos que en la oscuridad sonaban multiplicados por varias veces su ya estridente sonido.

—Se lo digo mamá, pero el sueño no me hace caso, se cree que sigo dormido…—Volvió a explicar el niño, al darse cuenta de que su mamá no comprendía nada de nada.

—¿Pero qué pasa Manolito?

—¿No le he pedido a Papá Noel una bicicleta?

—¡Sí, ambos escribimos la carta!

—¡Pues mira lo que me ha traído!

La mamá abrió muy grandes los ojos con intención de ver mejor de qué se trataba. Si miraba con atención, seguro que sabría el por qué de tanto aspaviento. Los ojos se abrieron aún más al quedarse sorprendida e incrédula; mientras Manolito señalaba la chimenea, en la que únicamente se encontraban rescoldos de un antiguo fuego y una bola de plástico transparente del tamaño de un balón de futbol, adornada por uno de sus extremos con una especie de flor de pascua sintética. En su interior parecía flotar un timbre atornillado a una abrazadera metálica, de esas que se acoplan al manillar de las bicicletas…

Manuel no pudo evitar que las lágrimas acudieran a sus ojos… la inmensa pena y frustración que devoraba al niño en ese momento, se convirtió en agua de sabor salobre, que como una catarata después de la lluvia, se fugara de sí a través de sus ojos. No quería llorar… Preferiría no llorar el día de navidad, pero aquello no era para menos.

—¡Vamos, Manuel… No llores… La bola tiene un papelito colgando… ¿Lo has leído?

—¡NO LO PIENSO LEER!

—¿Te lo leo yo?...—preguntó la mamá con la más cariñosa de sus voces, con el mayor de los cariños impreso en su cara.

—No me lo leas mamá, ya imagino lo que dice… Que he sido malo… O algo parecido a eso…—dijo muy seguro Manuel sin poder parar de llorar.

La mamá cogió la inmensa bola transparente entre sus manos, leyó el papel que venía adherido a ella por un pequeño trozo de tira adhesiva tranlúcida, y lo leyó en voz alta:

—¡Tira del cordel!

Era lo que decía aquel escueto mensaje.

¡Vamos Manuel, haz caso al mensaje… Te dice que tires del cordel!
La mamá de Manuel permanecía en cuclillas sujetando la bola, pero sin poder desplazarla, un cordel impedía su alejamiento, era como un barco atracado a un muelle al que no se le hubiesen soltado las amarras.

¡Acércate, Manolito, tira del cordel!—Animó la mamá

Las cataratas de sus ojos por fin se animaron a parar de verter agua. Se acercó Manuel, cogió el extremo de cordel pegado al balón transparente y tiró hacia sí con suma delicadeza, poco a poco fue emergiendo de los aparentes rescoldos un manillar plateado con un lugar específico en el que encajaría sin lugar a dudas el timbre, al imprimir un poco más de fuerza, fue asomando el resto de la tan esperada bicicleta.


Pegado al sillín, Papá Noel, el día de Navidad se había dejado olvidado su gorro rojo de borlón de nieve blanca y debajo, una especie de cartel que decía: “Para Manuel por haberse portado bien, durante todo el año”

 ©Mercedes Del Pilar Gil 
#AbuelaTeCuenta  Copyright © 2016 AbuelaTeCuenta All rights reserved
Si te ha gustado dale a Compartir!!!

Llévate de paseo a Blog

Muéstrale G+. Comparte!

Llévale a conocer Facebook o Twitter. Le encanta dar paseos.

Usa los Comentarios, tu opinión es muy valiosa. MUCHAS GRACIAS!!!