miércoles, 10 de junio de 2015

HUELE A GAS


Salió, sigilosa, a estirar las piernas, no sabía entonces que aquella fuga podría haber producido un final que jamás habría querido imaginar. 

Pedrito abrió el gas con la intención de con sus pequeñas manos hacerse una tortillita que… 

(Siempre con el gas abierto), batió el huevo, buscó una sartén pequeña, vertió en ella el huevo batido y buscó después una cerilla...


Mientras intentaba encenderla frotando con la pequeña fuerza de sus mínimas manitas… 

Regresó mamá tan sigilosa como había salido, justo a tiempo de librar al pequeño del horrible peligro que se cernía a su alrededor estando ya la cocina, impregnada de repulsivo olor a gas.

Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All raights reserved