lunes, 25 de mayo de 2015

Cuéntame un cuento abuela

Leía mi abuela, 
contándome un cuento.

Sentados en sillas, 
muy quietos y atentos.

Al poco sentimos,
las sillas... desvaneciendo,

Tocamos,  sentimos, 
las fibras de adentro.

Narraba mi abuela, 
páginas del cuento.

Su voz se oía desde aquí, 
desde dentro.

¡Abuela, no pares, 
te oímos, seguimos atentos!

Estamos aquí, 
en el corazón del cuento.

Por favor, no pares, 
síguenos leyendo,

¿Qué sería de notros 

si se acabaran los cuentos?


Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All raights reserved
nºReg Dhor-OZR2-LMMF-GT8C