analyticstracking.php

analyticsTraking

sábado, 29 de septiembre de 2018

Valoración de mi libro "Cuentos sin Límites de Edades"

Valoración de mi libro: "Cuentos sin Límites de Edades
Por Don José Antonio Hernández Guerrero 
"Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada" en la Universidad de Cádiz; (España)
dirige en la actualidad los grupos de investigación: 
“La teoría literaria andaluza” y
"Estudios de Retórica Actual”. Director del
Club de Letras de la Universidad de Cádiz; 

escritor y articulista. Escritor con multiplicidad de premios.

Mercedes del Pilar Gil Sánchez
El libro Cuentos sin límites de Edades, de Mercedes del Pilar Gil Sánchez me ha evocado a Gloria Fuertes y a Juan Ramón Jiménez. 
Como Gloria Fuertes, Mercedes del Pilar es espontánea, divertida, irónica, tierna, afectiva, sencilla, solidaria, sincera y comprometida.
En este libro Mercedes nos muestra cómo escribe y, también, nos explica cómo es porque ella escribe como es. Por eso habla -nos habla- en un tono confidencial, íntimo, amigable y, sobre todo, esperanzado. Su lenguaje, aparentemente sencillo y cotidiano, posee la profundidad y la grandeza de quien posee un sensibilidad estética dotada de  una amplia capacidad de asombro ante la vida y de un corazón idóneo para acoger a todos los que la rodean.
Sus relatos, sus poemas se, refieren a la realidad cotidiana y, por lo tanto, a lo más auténtico de la vida humana, de su vida y de la vida de los lectores. Y es que ella concibe y practica la literatura como un foco, como una pantalla y como un espejo que refleja los episodios de la vida: de la suya y de nuestra.
Mercedes del Pilar Gil Sánchez transforma sus poemas en juegos de niños que nos proporcionan a los adultos unos modelos prácticos y unos esquemas teóricos que, por su sencillez, por su profundidad y por su fuerza, nos dictan unas lecciones que podríamos aprender para dotar a nuestros textos de mayor calidad literaria: los temas que aborda en sus composiciones poéticas, sus formas, sus músicas, sus colores y, sobre todo, su imaginación son estímulos para que disfrutemos de la vida.
Su personal uso de la lengua, sin rastros de retórica vacía, y su estilo cuidado y primoroso están pautados por un ritmo narrativo ágil, fluido y altamente emotivo. Y es que Mercedes del Pilar Gil Sánchez, empleando la palabra exacta y desnuda, hace posible que los lectores dialoguemos y consintamos con ella.
Como Juan Ramón Jiménez Mercedes del Pilar manifiesta su amor por lo humilde y por lo pequeño descubriéndonos así una profunda dimensión de ternura.
Cuentos sin límites de edades es un riguroso ejercicio estético debido a su clara intención de hablarnos de cosas reales pero aplicando unos sentimientos profundos, sencillos y claros. Lo digo de otra manera: estos textos sencillos, estos poemas exquisitos, son una delicia, unos alimentos cocinados al fuego lento de la sincera transparencia de una escritura candorosa y desnuda.
Y es que Mercedes del Pilar, dotada de una mirada penetrante y de una delicada sutileza, dibuja unas estampas en las que retrata -con, mezclando realismo e idealismo- las cosas sencillas y los episodios hermosas que nos transmiten ganas de ser más buenos y deseos de amistad, de respeto y de generosidad.
Por eso nosotros, a su simpatía, a su delicadeza y a su ternura, respondemos, correspondemos, con gratitud. La sencillez de lo cotidiano, cuando se explica de esta manera tan bella, nos descubre, con una singular fuerza comunicativa, las justas dimensiones de la vida. 

Mercedes del Pilar crea una belleza proveniente de su sensibilidad, siempre atenta a la percepción de los sentidos o, mejor, revive una realidad y nos recuerda que la escritura y la lectura, además de recordarnos vivencias hondas, nos sirve para acompañarnos, para comprendernos y para acogernos.
Sí; querida Mercedes del Pilar, querida abuela, yo he disfrutado en el jardín comiendo esa ensalada que me has preparado, también “floreció en mi plato como un truco de magia, como un hechizo de hada”, yo también fui a nadar “en la piscina en la que tú sueles nadar”, yo también he paseado por el Parque con tu perrita y, en tus viajes a la luna, he atrapado mil recuerdos y, por supuesto, he viajado hacia el Amor y, además, he aprendido que los cuentos no son historias sino ensueños que proporcionan alegrías y nos enseñan a sentir los sentimientos, a saber qué es el frío, a palpar qué son los miedos, a soltar nuevos suspiros, a querer y dar aliento.
Por eso soy yo quien a ti te da las gracias, por contarme estos cuentos. Gracias muchas gracias.
Muchísimas gracias!!!

Gracias Don José Antonio por este regalo que es inmensamente grande para mí. Mucho más que haber ganado un premio. Esta valoración de mi libro ha añadido un poco de confianza en mí misma. Ha supuesto una gran responsabilidad y un pequeño baño de autoestima. La necesitaba! Mil gracias!

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta