martes, 1 de noviembre de 2016

Ocaso



Contemplé tu vagar desde arriba, y por unos minutos, te vi, reflejado en el agua.

En ocaso, sin vida, tu luz se perdía en la calma.

Mis alas extendidas planean sobre ti sin miradas, sin sentidas caricias, sin virtud, sin amor… Sin palabras.

Vi tus luces vencidas, que en destellos opacos brillaban y el regreso, el retorno hacia casa marcaban.

Esquivé las curiosas antenas que extendías airoso en tu pausa, y volé alejando mi cuerpo, de la sombra, que sin luz amenaza.

Elevé hacia el cielo mi cuerpo que, quedó a tus rayos asido... Voló enredado de tu alma.


#AbuelaTeCuenta  Copyright © 2016 AbuelaTeCuenta All rights reserved
Tus COMENTARIOS alimentan a Blog


Recuerda que Blog tiene hambre, 
y que... 
Tus Comentarios, alimentan a Blog