analyticstracking.php

analyticsTraking

lunes, 6 de abril de 2015

MICHI

A cada vuelta del tambor de la lavadora se clavaban en mi cerebro extraños ruidos… Algo pesado caía seco, acompañado por una especie de grito.

Con toda rapidez, quité la electricidad, abrí la puerta de la lavadora.

Una cascada de agua jabonosa inundó el suelo, haciendo deslizar mis pies hasta chocar mi cuerpo contra el suelo. 

Desde mi posición acostada, tiré de la ropa y un grandísimo gato empapado, enfurecido y muy negro salió de la lavadora, clavando sus uñas en mi cara.

Quedé perpleja, cuando… Entró Pablito al cuarto de lavar con su ingenua carita graciosa.

-“Michi, taba susio”- 

Esa fue su explicación al gato de la vecina dentro de mi lavadora.



Copyright © 2015 AbuelaTeCuenta All raights reserved