viernes, 23 de septiembre de 2016

Despistina y su olla Valentina!

—¿Qué te pasa Despistina
Por qué es que has de llorar?—

—¡Se ha perdido mi olla,
Esta mañana… Mamá!—

Decía la peque maga,
Mientras sus ojos de bruja,
No cesaban de llorar.

—¡¿Si… es la noche de brujas?!…
La tenemos que encontrar….

Has de tener más cuidado!
O tu carrera de magia,
Esta noche acabará.—

Le reprendía su madre,
Recordando que sus cosas,
Es prioritario cuidar.

La olla, lo escuchaba,
Oculta en el más allá.

Estaba muerta de miedo,
Se negaba a regresar.

Despistina asustaba,
A la olla sin cesar.

Pues en la noche pasada
No paraba de explotar

Equivocó siete veces,
El conjuro a ensayar.

¡Regresa ya, Valentina!
Suplicaba a la olla,
La preocupada mamá.

Valentina, nuestra olla,
Se negaba a regresar.

¡Que no vuelvo… que me quedo!
¡Que a eso, no juego más!

¡Me asustan explosiones!
¡Retumban… Ya no puedo más!

Despistina prometía,
No volverla a asustar.

Regresó la buena olla
Con Despistina a jugar.

Un BlOOOOOmmm enorme sonaba
Y el gran corro de brujas,

Espantadas, en escoba
Volando a la luna van.

Y las ollas de las brujas,
Corren, hacia el más allá.

¡Ay!... ¡Ha sido un despiiiisSssTeEeeee!
¡No os vayáis! ¡RetornaAAADDDD!
¡Por FaAAAAVorrrr!!!! Brujas Amigas!!!

¡Por favor, REGRESAAAAAAADDDDDD!!! ¡Yaaaaa!!!

#AbuelaTeCuenta  Copyright © 2016 AbuelaTeCuenta All rights reserved