analyticstracking.php

analyticsTraking

martes, 28 de noviembre de 2017

HE VISTO UN BELÉN

He visto un belén
En la tardecita de ayer, cogí un autobús con mi abuela; volvía de Cádiz y ese autobús tenía, una forma nueva.
—¡Parece un belén!
¿Te has fijado mi nena?
Le rodean montañas…
En el centro, un valle, donde lavan la ropa, gentiles lavanderas.
¿Lo puedes ver Ana?
¿Lo ves, desde esta ladera?—
Encogí los hombros, y… pronto pensé…
¡Hay que ver las cosas, que dice mi abuela!...
Pero lo iba viendo…
Lo vi; y vi, también la ladera.
Una madre gestante, sube al autobús y en el centro del valle se asienta.
Y allí mismo, en el asiento de al lado, una amiga se encuentra.
—¡Qué de tiempo María!— Su amiga comenta.
—¿Qué tal Isabel?... La gestante contesta.
—Te veo gordita… ¿Para cuando estás?—“Hablaban las amigas del próximo parto de ella”.
—Muy pronto, en diciembre. Para las fiestas.—Contestaba María, a su amiga… que pregunta resuelta.
—¿Es niño o es niña el tesoro que esperas?—
—¡Niño, Jesús! Ya tiene nombre, y es bueno, se nota bondad en el reposo que lleva.—
—¿Y qué tal va todo?... Tu marido… el trabajo… tu casa, tu familia…
—No, yo no trabajo… Ya sabes, el paro… Mi marido que es carpintero, trabaja labrando madera.
Estamos ahora mal de vivienda. Me han prestado un portal, un antiguo garaje, en un campo, a las afueras. Es bonito y caliente, al lado tenemos un redil con un buey manso, y una mula muy buena. Estaremos allí hasta el fin de las fiestas, que regresan los dueños y la casa me entregan.
¡Te espero, Isabel. Ven con tu familia. Verás que no tiene pérdida. Una luz ilumina el portal de forma perpetua, sobre el techado, igual que una estrella.
©Copyright © 2017 All rights reserved 
Mercedes del Pilar Gil Sánchez  #AbuelaTeCuenta