sábado, 8 de noviembre de 2014

Pobrecitos mis pies


 


Mis dos pies, Pie derecho,

con su hermano. Pie izquierdo

Pies hermanos, Pies traviesos,

Cómplices al Sol vivieron


Mientras que duró el verano,

Mientras que duró el buen tiempo,

Retozaron y brincaron,

Juntos los dos corrieron.

Pisando la arena,

Hacia el mar huyeron,

Buscaban fresquito,

Ahora en el agua,

Ahora en el suelo,

El Sol les miraba,

Desde allí, desde arriba,

Flotando en el cielo.

Después de seis meses,

Que duró aquel buen tiempo,

Hoy son sometidos.

Su libertad hoy perdieron.

Reducidos, encerrados.

Humillados, atrapados.

En muy estrechos zapatos,

De muy cortas miras,

Y más estrechos vuelos,

Protestaron y lloraron,

Gritaron, patalearon,

Se inflaron y abultaron,

De mil rozaduras se hirieron.

Buscando verse librados,

Y librados pronto se vieron.

Para entrar en más zapatos,

De iguales miras,

E iguales vuelos.

Y es que llegaron las lluvias,

Y refresca ya el tiempo.

Atrás quedan las sandalias.

Chanclas y demás anhelos.

Y el retozar en la arena,

Y el correr libres por el suelo.

Porque llegaron las lluvias,

Y el Sol ríe desde el Cielo.