domingo, 15 de enero de 2017

Una voz caprichosa



-Hola Voz, te echaba de menos,

-Pero... no eres tú la que dice que soy horrible?

-Perdona Voz, no lo diré más, después de todo eres mi voz de siempre y, añoraba tus gritos, hasta tus tonos escandalosos los añoraba. He llegado a añorar el escuchar tus canturreos horribles.

-¡Ya estamos!

-Por favor, no te enfades... podemos llegar a entendernos y además, a ser amigas...

-Es que... ¡Se me quitan las ganas de permanecer aquí, contigo!... a tu lado.

-Prometo no volver a quejarme...

-¿Estás segura?

-¡Sí!

-¡Pues dime que te gusto, que soy bonita!

-Ummm

-¡Mira que me voy otra vez!

-¡Vamos, voz, no seas caprichosa!... Te diré que aún sin ser hermosa, eres mi voz favorita.

-Tendré que conformarme, después de todo, soy tuya, y, me gusta estar a tu lado.

-Gracias Voz.

-De nada mujer... Hasta otra...

-¿Hasta otra?

¿Qué quieres decir?... ¡Vozzzzz.... Vuelveeeeee!!!!!

¡Regresa, Voz, no me dejes!....

¿¡Qué voy hacer sin ti!?

Haz feliz a mi blog: Comenta! Comparte! Muchas Gracias!
Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta   Copyright © 2017 

viernes, 6 de enero de 2017

El Oficio de Magos


El oficio de "Magos", es generacional, como ocurre con tantos oficios dentro de clanes o reinados; su tradición es mantenida por costumbres prioritarias y, por el recordatorio de fechas en las que ocurrió “todo”, los Magos, pasan de padres a hijos los deberes de mantener el rito sagrado de recordar la Navidad, la venida al mundo en cuerpo y alma del divino Salvador.


Desde esa fecha, los padres del mundo Tierra han transmitido a sus hijos desde su más tierna infancia la necesidad de recordar el extraordinario acontecimiento, al llegar a la edad adulta, los niños se convierten en nuevos Magos, no porque la tradición sea necesario de ser recordada, pues los Reyes Magos en todo momento están atentos a la fecha de celebración, a las necesidades de los pequeños, y preparan con cuidado los presentes que han de llevar alegría y sorpresa a los niños del planeta... Pero sí por mantener la ilusión de la magia, la ilusión de los pequeños infantes y la magia de preservar para siempre el ensueño ancestral de convertirse en Magos transmisores del secreto que encierra en sí mismo, el prodigioso encantamiento del día de Reyes dentro de la sorprendente maravilla de la Navidad.
Haz feliz a mi blog: Comenta! Comparte! Muchas Gracias!
Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta   Copyright © 2017 
Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved

jueves, 5 de enero de 2017

Sabes tú quienes son los Reyes???

—Mamá, ¿Sabes tú quienes son los Reyes?
—¡Claro que lo sé!
Los Reyes son, los padres de las princesas…
—¿Tú eres una reina mamá?
—No, mi cariño, yo no soy reina.
—¿Entonces?...
—Verás, mi niña; los reyes son los papás de las princesas "verdaderas”.
—¡Ah!
—¿Por qué esas preguntas, mi pequeña princesa?
—He escrito una carta a los Reyes mamá, y, al ser yo princesa, te la he enviado a ti, y a mi padre, pidiendo mil prendas.
¡Deberé enviarla de nuevo, a los papás de esas princesas, que en las revistas semana a semana sus fotos pasean!
¡Lástima mamá, me hubiese gustado que esta navidad, fueses tú una reina!

¡Felices Reyes para todos!
Comenta! Comparte! Muchas Gracias!
Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved

miércoles, 4 de enero de 2017

PAZ para la Tierra

Las gemelitas María y Berta eran exactas, pero sólo por fuera. Sus caras, sus manos, su cuerpo, sus piernas… Como hechas con molde, idénticas, perfectas…
Su interior albergaba dos mundos con puertas, dos calles distintas, dos casas opuestas…
María jugaba con música, soñaba sonidos dormida y despierta… pedía a los Reyes, pianos, maracas, campanas, trompetas…
Su hermana al contrario, no es con la música ni mala ni buena, ni novata ni experta. A Berta le gusta bailar en la huerta, coger remolachas, colectar buenas berzas, jugar a que vende sus grandes cosechas…
Le pide a los Magos semillas que olviden el hambre en la Tierra, las tierras labradas de gentes honestas, los huertos poblados de paz donde hay guerra. Construye la niña senderos que obliguen concordia en la Tierra.
Ésta Navidad los dones esperan de unos viejos magos, que vienen sobrados de amor y experiencia.
Pero son tan iguales, con caras tan bellas, que los Reyes dudan de quien es María y de quién es Berta… Mezclaron los dones, y las niñas bellas, no saben usarlos y se desconciertan…
Bertita no sabe tocar las maracas, tañer las campanas, soplar las trompetas.
¿Qué podrá hacer María con la PAZ, en tiempos poblados de hambres y guerras?…
Comenta! Comparte! Muchas Gracias!

Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved



Tres REINAS MAGAS...

Desde hace nada menos que dos mil diecisiete años, tres mujeres reclaman un olvidado protagonismo, lloran su descontento con la congoja de quienes son relegados al olvido.

Sí, queridos amigos, los Reyes Magos, viajaron con ansia de descubrir el misterio que encerraba una estrella caminante y, peregrina que anunciaría el milagro del nacimiento del niño Dios.

Viajaron los Reyes desde el oriente lejano, dejando huérfanos a sus pueblos de tres buenos y singulares reyes. No pensaron en nada más que en montar en sus camellos, envolver sus presentes para ofrecer al “milagro” sus exquisitos dones de los más exquisitos Reyes.

Sus esposas, las reinas cónyuges, sufrieron los mismos avatares, las mismas escaseces de agua en el desierto, las mismas penurias lumínicas que en tiempos lejanos, se sufrían al viajar por la noche, pues su única y exclusiva luz, era la emitida por la estrella, y la luna, en algunas ocasiones.


Las Reinas Magas, no únicamente hicieron el tortuoso e inacabable camino, que duró tanto como la gestación de María, la Virgen Madre del Dios divino… Las Reinas Magas de Oriente, se implicaron en los motivos, en los majestuosos regalos, en la maravilla de la maravillosa estrella… En la adoración a su llegada al portal, y se ven implicadas año tras año en la representación, en el majestuoso recordatorio de la fecha de llegada que año tras año, desde hace dos mil diecisiete años, llena de maravillosos presentes a los niños del mundo, no como simples ayudantes, si no, como verdaderas protagonistas que el machismo ancestral, ha mantenido oculto en el más sepulcral de los más absolutos silencios.
Comenta! Comparte!

Mercedes del Pilar Gil #AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved

Dibujo obtenido de Internet.

lunes, 2 de enero de 2017

Navidad "El Regreso"

Esta sería su primera actuación tras el terrible desastre que llevaba grabado en lo más recóndito de su cerebro, había acudido a terapia psicológica, había recurrido a remedios caseros, recetas exclusivas y magistrales prescritas por los mejores psiquiatras conocidos, pero el hecho acaecido, el horrible suceso, se había resguardado, parapetado en su mente de tal forma, que toda acción tomada en contra de su recuerdo había sido completamente infructuosa. En la última consulta con el especialista se le había recomendado regresar a su actividad cuanto antes…

Por su bien, y por el bien de su repetitiva memoria, decidió que regresaría a los escenarios durante las fiestas. La noche de Navidad, sería la fecha elegida, la fecha de su nueva oportunidad de olvido.

Horas antes de su esperada actuación, lo visualizó todo mentalmente imagen por imagen, confiando en que sería esa su última vez…

Cuando llegó la hora, antes de salir a escena, se vio en el espejo como solía hacer antes, cuando la seguridad en sí mismo no hacía aguas por ninguna rendija mal soldada.

Se gustó, le sentaba bien el panti blanco que hacía resaltar sus músculos; sus glúteos y cuádriceps lucían aún más inflados a través de la delicada malla blanca de nylon, sus pectorales sobresalían de la estrecha y escotada camiseta que vestía quedando éstos completamente al descubierto, el minúsculo bañador de raso, hacía conjunto con una pequeña capa “que dejaría sobre una silla antes de comenzar el número” y con un antifaz rojo.

Su ayudante, una deliciosa y escultural rubia apenas vestida con un escueto maillot blanco con pedrería, tomó posición ante la tabla…

El recuerdo del desastre acudió a su mente. Visualizó la sangre, el brazo de su antigua chica partido en dos… Un escalofrío recorrió su espalda… Estaba seguro de que jamás podría volver a ocurrir. Había tomado las medidas oportunas… Aunque no le había dado tiempo de probarlo, sabía que nada dañino podría volver a suceder.

Lanzó el primer cuchillo y quince más en los quince segundos contiguos al primer lanzamiento… Al estar fabricados con goma, los quince cuchillos lejos de clavarse en el tablón, rebotaron en la madera y, como poseídos de las mismas características propiedades que posee un boomerang, regresaron al punto de partida causando la hilaridad del público y heridas contusas en el pecho desnudo del fornido lanzador.
Comenta! Comparte!

#AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved
Déjame tu comentario, será una alegría para mí y para mi blog conocer tu opinión sobre mis escritos.

domingo, 1 de enero de 2017

Esta noche, llega Papá Noel!!!

—¡Qué bien que mañana es Navidad mamá!
Mi mamá contestó con esa mirada triste de angustia que la envuelve en pena. Ella no lo sabe aún, pero sé que esta noche se irá para siempre de su rostro la tristeza, su cara volverá a ser como las fotografías en las que se ríe distendida y contenta. 
Después de esta noche, mi papá volverá a ser el mismo de antes, dejará de salir a caminar "Para Nada" por las mañanas para entregar esos papeles que contienen centrada y en la parte de arriba de la página su fotografía, por bares, comercios, casas en construcción...
—¡Psssss… Será nuestra sorpresa Papá Noel!
Será un secreto hasta esta misma noche, nada más lo sabremos tú y yo…

Ya sabes que no sé escribir aún, pero te repetiré mi carta para que no se te olvide traer lo que te he pedido para esta noche…

“Querido Papá Noel:
Te pido un trabajo para mi papá, que no regrese todos los días cansado de andar “para nada” que mi mamá pueda hacer la comida todos los días y, que podamos regresar a casa, las casas de plástico, cartón y latas, no tienen cocina, ni tienen baño... y, la calle en la noche es tan fría...
¡Te estaré esperando esta noche Papá Noel!
Por favor, que no se te olvide.
Espero que la ausencia de chimenea no sea un obstáculo insalvable para ti.
¡Te quiero muchísimo Papá Noel!

#AbuelaTeCuenta  Copyright © 2017 

AbuelaTeCuenta All rights reserved
Déjame tu comentario, será una alegría para mí y para mi blog conocer tu opinión sobre mis escritos.No existe mejor opinión que la tuya! No te cortes, comenta, comparte, participa!!!